Instagram
Facebook
Tumbler
Gmail

pedroestebanstudio@gmail.com

Pedro Esteban
Pedro Esteban

Broken Views

Partiendo del interés por la pintura, mi trabajo gira en torno al constante cuestionamiento sobre el uso de las imágenes en la era socio virtual y la manera en que éstas influyen y distorsionan nuestra memoria, tanto colectiva como individual. No intento sacar a relucir la nostalgia idílica del pasado si no mas bien encontrar en el seno de la incertidumbre aquello que nos mantiene despiertos.

A través de este proyecto trato de ahondar sobre la ambigüedad que en tantos aspectos nos afecta. Lo virtual contra lo táctil, lo presente contra lo ausente, el archivo comprimido contra lo vivido. Mediante ésta tensión establecida, intento crear un lenguaje que combina ambas partes y así enfrentar los valores más primitivos del ser humano al tamiz de la codificación y el error informático y viceversa, sometiendo el proceso pictórico a una suerte de deshumanización, cuestionando lo que creemos conocer y lo que verdaderamente conocemos.

Esta ‘azarosa’ construcción de nuevos escenarios asimila la desmaterialización de la imagen-icono, y busca ahondar en el ‘después de’, siendo la pintura la responsable de reconstruir aquello que buscamos al mirar, como el brote que se abre paso entre la ceniza.

Vestiges

'El proceder pictórico de Pedro Esteban Martínez es afín al de artistas como Peter Doig, interesados ambos en hacer “abstracción de memorias” sobre el lienzo, en procesar los recuerdos pasándolos por el tamiz de la conciencia para filtrar la fina arena, el ruido de fondo, y rescatar la impronta de un gesto esquivo, de una luz que en su fugacidad se graba de modo indeleble en nuestra mente.

Esteban navega a contracorriente del empecinamiento tecnológico por dotarnos de memorias artificiales cada vez más sofisticadas, que archivan nuestras vivencias en álbumes de imágenes cada vez más precisas. Este acervo visual de memorias impostadas nos hacen semejantes a aquel personaje borgiano, Funes, incapaz de olvidar. Al recordarlo todo con la misma nitidez no podía gozar de las digresiones mentales que procura la memoria selectiva; desconocía los placeres inesperados que procura la “memoria involuntaria” sublimada por Proust.

En las pinturas de Esteban Martínez, el carácter fragmentario de la impronta mnemónica convierte la vivencia en reliquia; los parámetros espacio-temporales son transgredidos por las veleidades de la memoria; la gramática pictórica traduce los mecanismos cognitivos en el doble juego de ocultar y desocultar, de desdibujar ciertos detalles y enfatizar otros, en matizar ciertos tonos y saturar otros.Transcribe en texturas la fenomenología de la mirada introspectiva.'